Educación y Proyecto de Vida

 

Sentido de Vida.

 

No logramos ser nosotros mismos, no vivimos nuestra vida, sino la que nos toque vivir, ya contrapelo de nuestra propia naturaleza.

 

Por más cosas que adquiramos, por bien que vivamos, no podemos vivir por vivir; así siempre sentiremos que nos falta algo.

 

El dinero satisface los cinco sentidos, nos permite disfrutar de comodidad, un bello ambiente, un deleite al paladar, etc.; el afecto  sin embargo satisface al alma. Pero hay algo que ni el afecto de las demás personas puede satisfacer en nosotros: el sentirse realizado, el encontrar el sentido de nuestra vida; eso sólo lo hace la vocación. La vocación da PLENITUD, haciéndonos sentir parte de la vida.  Todos los aportes son necesarios; el querer dinero no es negativo, lo negativo es buscarlo desenfrenadamente esperando encontrar en él más de lo que puede dar.

La felicidad y la plenitud tiene relación con orientar nuestra vida a un objetivo trascendente.

 

Es necesario sentirse creando o construyendo algo que consideremos importante para LA VIDA.

El sentido de la vida no sólo es necesario en los momentos difíciles, su ausencia produce un vacío incluso en el bienestar. Más allá de encontrar sentido a distintas vivencias, la vida  trae un objetivo y una misión en cada uno de nosotros.

 

Mientras dura la adolescencia,esto no se nos hace imperativo porque estamos incursionando en muchas cosas que son nuevas para nosotros, pero cuando ya llegan los 30 años la vida requiere frutos que nos den satisfacciones.

 

Para qué estamos en esta vida? Somos unidades evolutivas que suman a la evolución universal. Venimos a trabajar por un objetivo determinado, dando nuestro aporte individual a la evolución.

Pero no cualquier aporte, sino uno específico que viene con nosotros. Debemos reconocerlo y aportarlo, y la vida cobrará sentido para nosotros.

 

 

 

 

Propósito Temporal.

Todo esfuerzo nace de un propósito. Pero cómo tener  la perseverancia suficiente para no cambiar de propósito con el tiempo?. Sirve cualquier propósito que determinemos?

 

Cuando un propósito es temporal, al ser logrado, la motivación se desgasta y se debe ir por un nuevo propósito.  Así se cambia permanentemente de labor,sin lograr focalizar las propias energías en ninguna ellas, y sin la satisfacción necesaria que permita superar la frustraciones del proceso.

Para que el propósito sea perdurable en el tiempo no debe depender sólo de la voluntad, debe ser producto de la fuerza interna que todos tenemos. Debemos  descubrir hacia qué objetivo se orienta mi fuerza interna (vocación).

 

Los creadores, innovadores y descubridores son personas cuya labor la han desarrollado por años, por lo que han necesitado de grandes motivos. El único motivo que dura la vida entera es la vocación, porque lo realimenta la satisfacción de trabajar por ese objetivo.

 

Pero ese objetivo no se elige, no se decide o trate de convencerse de él ; ese propósito se DESCUBRE en la vida de cada cual; y de allí en adelante todo se da de forma espontánea, no necesita ni siquiera proponérselo, brota con fuerza de dentro nuestro como algo prioritario y urgente. De allí que la persona sienta que es algo más grande y trascendental que él(ella) mismo, que está en este mundo con ese objetivo.

Cómo se descubre?. Muchas cosas simples de la vida cotidiana lo vienen anunciando desde la niñez, y no se trata sólo de intereses o habilidades sino de la vocación, que es nuestro objetivo de vida y lo que le da sentido.



 

 

Cada vez se hace más urgente el descubrir nuestro Objetivo Vital (vocación), pues el principio de todos los cambios está en el individuo.

 

El sentir comienza a recobrar su lugar en todos los ámbitos, y en la educación con la inteligencia emocional,que tiene su máxima expresión en la vocación, pues allí radica la pasión por algo.

 

Un objetivo vital se consigue a través de la realización de una labor que nos produce agrado realizar, que obtiene sentido de trascendencia para nosotros y donde contamos con el (los) talento necesario.

En ese objetivo vital ha de basarse la existencia, independiente del medio, llámese éste mercado laboral, expectativas de los padres, etc.

 

 

 

 

Proyecto de Vida

 

 

El pilar de un proyecto de vida, es el Objetivo de Vida, sin tener claro esto no se puede comenzar a perfilar un proyecto de vida. Luego viene determinar las metas para lograrlo, que en el camino pueden ser modificable dependiendo de las circunstancias, pero el objetivo no cambiará.

 

No es posible definir los Objetivos Personales y Profesionales sin antes conocer nuestro potencial y nuestro Objetivo de Vida.

 

 

Generalmente se piensa que en la adolescencia es muy temprano para decidir su vida, pero no es así, en la adolescencia se está listo para decidir, ya que la vocación asociada a su talento aparece en la pubertad y ya es posible detectar a partir de los 15 años de edad.

Es la adolescencia el momento indicado para empezar a delinear su Proyecto de Vida en base a dicho objetivo vital.

 

 

 

volver

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©