Actitud

 

 

La pasión genera la actitud; la pasión no deja ponerse autocomplaciente, ni cobijarse en la comodidad y la inactividad, por la sencilla razón que lo vocacional es entretenido, desafiante y motivador. Aún inactivo la mente sigue procesando y desarrollando el tema que le apasiona.

 

Para cada persona, el lugar de trabajo debiera ser un medio para trabajar por su objetivo vital, ocupando su talento. Así se da el buscado equilibrio y el avance tanto para él como para la empresa, con motivación tanto en el trabajo como en lo personal.

 

volver

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©